Golazo de esperanza

Ve mucho más allá del “fin”
18 octubre, 2019
Los hermanos Curiel Montijo aprenden de las situaciones de la vida a través del beisbol
18 octubre, 2019

El deporte es un motor para que los niños y jóvenes de la Ciudad de México realicen una actividad que los lleve a tomar mejores decisiones, oportunidades y los aleje de vicios y delincuencia. La Olimpiada Comunitaria se ha convertido en un escenario en donde los capitalinos están dando el máximo. El Deportivo Cuauhtémoc en la demarcación del mismo nombre fue la sede de las competencias de futbol, en donde niños, niñas, mujeres, jóvenes y adultos se dieron cita para jugar las Finales de la fase Alcaldía.

“Nosotros somos un equipo que recién empieza, venimos con niños de la calle o que están en situaciones complicadas, la iniciativa es que en su tiempo libre hagan deporte, en este caso futbol”, mencionó Arturo Alvarado, entrenador del equipo París.

“En nuestra comunidad tenemos muchos problemas de delincuencia, vicios y vemos que eso repercute mucho en los niños, ellos imitan lo que ven en sus papás y en sus casas, por eso es importante mostrarles la cultura deportiva, fomentarla y hacer que les guste para alejarlos de las malas conductas”, añadió.

Sin embargo, para encontrar en el deporte una real alternativa de vida, sin importar que este te conduzca o no al alto rendimiento, se requiere de la disposición de los padres, indicó Alvarado. “Los niños tienen muchas ganas, pero dependemos cien por ciento de los papás, que estén dispuestos a apoyarnos, nosotros lo hacemos con gusto, no se les cobra”, aseveró el entrenador que desea jugar la Final del certamen en el Olímpico Universitario.

Comments are closed.